sábado, 17 de noviembre de 2012

Inicio de blog


...Como en los sueños
detrás de las altas puertas no hay nada,
ni siquiera el vacío.
Como en los sueños,
detrás del rostro que nos mira no hay nadie.... Anverso sin reverso,
moneda de una sola cara, las cosas.
Esas miserias son los bienes
que el precipitado tiempo nos deja.
Somos nuestra memoria,
somos ese quimérico museo de formas inconstantes,
ese montón de espejos rotos.


de Cambridge de De Jorge Luis Borges

1 comentario:

  1. Te deseo una buena andadura por estos derroteros. Te sigo en tu blog de música, en el que se refleja un grandisimo trabajo.

    ResponderEliminar