Acoso escolar. Bulling. Breve apunte

El maltrato físico recurrente, metódico, sistematico, constante e intencionado, es el bullying, junto con el maltrato psicológico, la exclusión social  y las continuas vejaciones e insultos a la que es sometida la víctima pueden acabar por terminar  con la vida de la persona, que a veces incluso llega a creer que es culpable de todo aquello que le pasa y que lo merece.
Este proceso la somete a un estado de miedo y rechazo a la asistencia a la escuela que puede desembocar en depresión, nerviosismo y soledad, creyendo, la víctima,  que la única salida es el suicidio; así que, por sencilla que sea la intimidación, las consecuencias pueden ser severas.
El “bullying” o acoso escolar está en las aulas, en el patio, en el entorno de la escuela y en el ciber-espacio.
Es otra de las pesadillas a las que se enfrentan muchos colegiales.
El “sexting”, el “bullying” y “ciberbullying” son términos cada vez más comunes en los Centros de Enseñanza.
La víctima empieza a tener bajo rendimiento académico, disminuye el contacto con el grupo y presenta sintomatología diversa, con signos como golpes, le roban cosas o se las rompen, etc,etc....
Por ello hay que estar pendientes para poder detectarlas.

Vivimos en un mundo consumista y en ocasiones los niños recalcan las diferencias entre ellos con comentarios crueles: "tengo mejores zapatos que tú’", "yo vengo en coche tu no", "pareces una nena", "qué gorda estas".....etc.”
En el “bullying” hay tres roles: el atacante, la víctima y los testigos. Para que el papel del primero pierda fuerza se debe romper el silencio que por lo general guardan los terceros.
Para combatir esta violencia se debe pensar en un triángulo conformado por padres, los alumnos y dirección de las escuelas, en el que cada uno debe reforzar al otro y trabajar conjuntamente.

Estas conductas son aprendidas, por lo que los padres han evaluar la forma en que sus hijos interactúan con otros y los roles con que se identifican dentro y fuera del hogar y de la escuela.
Tener buena comunicación con los hijos sobre lo que sucede  permitirá una temprana detección de la posible aparición de conflictos.
Y sobre todo si se detecta hay que denunciarlo.

"Lo más atroz de las cosas malas,
de la gente mala 
es el silencio de la gente buena "
Mahatma Gandhi

Comentarios