SE VENDEN



Antigüedades, dibujos, grabados, acuarelas, papeles antiguos, óleos, libros antiguos, o algún articulo expuesto en este enlace:

EN VENTA AQUÍ

ponte en contacto conmigo en los siguientes enlaces

annajorba@telefonica.net





lunes, 18 de febrero de 2013

El sueño de tener razón produce monstruos

Una de las cosas que más estrés produce es la necesidad imperiosa de tener razón. Las continuas y acaloradas discusiones que tanto abundan en países como España. Y una de las cosas que más sirven para evitar la hipertensión o un infarto es relajarse en este sentido. Es verdad que a veces una buena discusión nos da “ vidilla”, pero no deberíamos exagerar.

Como la historia aquel hombre 90 años que parecía mucho más joven de lo que era. Alguien le preguntó  por la edad. Cuando dio la respuesta, el joven no se lo podía creer: 
pero sí parece que tiene sesenta, ¿cómo lo hace?
- pues verá, es que nunca discuto.
- El joven le espetó- pero no será por eso-
- A lo que el anciano respondió:  pues no será por eso.

Grabado de Francisco de Goya
"El sueño de la razón"
de la serie los caprichos. (1799)
Querer tener razón tiene que ver, muchas veces, con la necesidad de ser aceptado. Desde pequeñitos nos han ido educando en los imperativos de la aceptación: nuestros padres, los profesores, los amigos, nuestros colegas y jefes, a todo el mundo tiene que aceptarnos, y luchamos para que así sea. Comprender y aceptar de antemano la falta de comprensión y aceptación de un porcentaje elevado de personas con las que estaremos relacionados en nuestra vida nos ahorrará muchos quebraderos de cabeza.
Esa necesidad de tener razón es una verdadera pesadilla. 
Gran poder terapéutico tenía que el rabino que medió en la discusión de dos judíos. Escucho primero las razones de uno y le dijo: “pues mira, creo que tienes razón”. Después siguió el otro con su retahíla, y a éste le dijo: ¿sabes què, tú también tienes razón?. La esposa del rabino, que escuchaba la disputa desde la cocina, le increpó a su marido, indignada por lo que consideró mero oportunismo mediador: “ pero ¿cómo pueden tener razón los dos, sí sus posiciones son diametralmente opuestas?. A lo que el contestó: pues fíjate, que a ti tampoco te falta razón.

Texto de Alejandro Lorente

3 comentarios:

  1. Más que estrés, me produce cansancio y a veces altas dosis de aburrimiento. No obstante estoy de acuerdo con tu planteamiento. No se como he llegado hasta tu blog, pero me parece muy interesante, motivo por el que con tu permiso me quedo. Te animo a conocer el mío.

    Saludos Alejandro

    ResponderEliminar
  2. jala, antes que nada agradecer que hayas dejado un comentario. Por regla general los textos de este blog no son míos, Tan solo publico aquello que leo, que puede ser de interés general, o me llama la atención o me gusta reunirlo aquí.
    Vuelve cuando quieras.

    Anna Jorba Ricart

    ResponderEliminar
  3. A mi me pasa como a jaal, me cansa, ultimamente prefiero ser fleiz, estar tranquila que tener razón

    Petons

    ResponderEliminar

SI TE INTERESA COMPRAR

Antiguedades, dibujos, grabados, acuarelas, papeles antiguos, óleos, libros antiguos, o algún articulo que te guste, expuesto en este blog: EN VENTA AQUÍ, ponte en contacto conmigo:

En mi correo annajorba@telefonica.net
En mi cuenta en Facebook
En mi cuenta en Twitter